Forget the Myths. Let’s Get the Facts.

If you’re like most people, you’ve probably heard plenty of rumors about stem cell treatment. You may be wondering whether the treatment is ethical, whether it’s effective, and whether it’s safe.

Worry no more.

There are lots of myths floating around about the safety and efficacy of stem cell treatment. We’re here to put those worries and fears to rest. To help, we’ve taken the three most common myths about stem cell treatment and busted them for your benefit. Keep reading to learn more!

Myth 1: You need to get stem cells from an embryo.

That is 100% not true. While stem cells help embryos throughout their development, humans create stem cells throughout their lives. In most adults, these stem cells can be found in either the bone marrow or the adipose tissue (belly fat). If you decide to go through stem cell treatment with us, we’ll get the cells directly from your body – no embryos required.

Myth 2: Stem cells can be rejected by the body.

You might have heard of patients who get organ transplants “rejecting” the transplant, but this isn’t a worry with the kind of stem cell treatment we do. The reason why organs get rejected is because the patient’s immune system sees the new organ as a hostile invader and attacks it. Our stem cell treatments come with zero risk of rejection because we use your own cells. Your immune system won’t attack your own cells, so the stem cells can do their work in peace.

Myth 3: Stem cell treatment is a risky, experimental procedure.

It’s true that our stem cell treatments are FDA controlled, and most insurance companies won’t cover the treatment. However, there’s a long distance between “risky and experimental” and “covered by all insurance companies.” The FDA allows these treatments to proceed because they know that there is little risk to patients. The evidence is on our side and mounting. We believe it’s only a matter of time before stem cell treatment is as common as procedures like shoulder surgery and knee replacements are today.

Get the Facts

Have any other questions about stem cell treatment? Are there other myths you’ve heard, and you want to learn the truth? Let us know. Give us a call today to schedule an appointment for your initial consultation. We’re happy to let you know the facts and put your fears and worries to rest!

Refutando el mito de células madre

Olvídese de los mitos. Aprende los hechos.

Si usted es como la mayoría de la gente, probablemente ha escuchado un montón de rumores sobre el tratamiento con células madre. Usted puede preguntarse si el tratamiento es ético, si es eficaz, y si es seguro.

No te preocupes más.

Hay un montón de mitos flotando alrededor de la seguridad y la eficacia del tratamiento con células madre. Estamos aquí para poner esas preocupaciones y miedos para descansar. Para ayudar, hemos tomado los tres mitos más comunes sobre el tratamiento con células madre y los hemos interrumpido para su beneficio. ¡Sigue leyendo para aprender mas!

Mito 1: Necesitas obtener células madre de un embrión.

Eso es 100% falso. Mientras que las células madre ayudan a los embriones durante su desarrollo, los seres humanos crean células madre a lo largo de sus vidas. En la mayoría de los adultos, estas células madre se pueden encontrar en la médula ósea o el tejido adiposo (grasa del vientre). Si decide pasar por el tratamiento con células madre con nosotros, obtendremos las células directamente de su cuerpo – no se requieren embriones.

Mito 2: Las células madre pueden ser rechazadas por el cuerpo.

Es posible que haya oído hablar de pacientes que reciben trasplantes de órganos “rechazando” el trasplante, pero esto no es una preocupación con el tipo de tratamiento con células madre que hacemos. La razón por la que los órganos se rechazan es porque el sistema inmunológico del paciente ve al nuevo órgano como un invasor hostil y lo ataca. Nuestros tratamientos con células madre vienen con cero riesgo de rechazo porque usamos sus propias células. Su sistema inmunológico no atacará sus propias células, por lo que las células madre pueden hacer su trabajo en paz.

Mito 3: El tratamiento con células madre es un procedimiento experimental riesgoso.

Es cierto que nuestros tratamientos con células madre son controlados por la FDA, y la mayoría de las compañías de seguros no cubrirán el tratamiento. Sin embargo, hay una larga distancia entre “riesgoso y experimental” y “cubierto por todas las compañías de seguros.” La FDA permite que estos tratamientos para proceder porque saben que hay poco riesgo para los pacientes. La evidencia está en nuestro lado y en el montaje. Creemos que es sólo cuestión de tiempo antes de que el tratamiento con células madre sea tan común como procedimientos como la cirugía de hombro y los reemplazos de rodilla son hoy en día.

Obtenga los hechos

¿Tiene alguna otra pregunta sobre el tratamiento con células madre? ¿Hay otros mitos que has escuchado, y quieres aprender la verdad? Haznos saber. Llámenos hoy para programar una cita para su consulta inicial. ¡Estamos encantados de informarle los hechos y poner sus temores y preocupaciones para descansar!